CMF Apostolado

Provincia de León - León en misión profética(LEMP)

Documento del VII capítulo provincial

Martes 30 de enero de 2007 por CMF Apostolado

I. LA DIMENSIÓN PROFÉTICA DE NUESTRO SERVICIO MISIONERO DE LA PALABRA

  • 1. El XXII Capítulo General, celebrado en Roma en 1997, nos ofreció el Documento En Misión Profética, como fruto de su discernimiento sobre las preocupaciones y necesidades de la Congregación. A lo largo de las distintas fases de los trabajos capitulares, nuestra Provincia participó en la reflexión sobre la dimensión profética de nuestro servicio misionero. Hoy, meses después, se encuentra empeñada en hacer vida lo sugerido y programado por el Capítulo General, y ha querido tener presente dicho empeño en la preparación de su VII Capítulo Provincial.
  • 2. Abrimos un nuevo sexenio (1998-2004) en un momento de singular importancia en la vida de la Iglesia, de la Congregación y de nuestros pueblos. La Palabra de Dios, los acontecimientos de la historia, el Magisterio de la Iglesia y nuestros superiores no cesan de invitarnos a renovar nuestro compromiso misionero, a revitalizar nuestra vocación evangelizadora y nuestra solidaridad, sincera y eficaz, especialmente con los pobres, enfermos, ancianos y alejados. El Sínodo de los Obispos sobre la Vida Consagrada y el último Capítulo General nos estimulan a profundizar en la dimensión profética de nuestro servicio misionero de la Palabra, que "recibe del Corazón Inmaculado de María, Madre de la Congregación, una impronta peculiar" (EMP 20). También nosotros queremos buscar en la vida y en el caminar de la humanidad los signos y la voz de Dios (cf EMP 4).
  • 3. A nuestro alrededor se han dado cambios muy importantes. En las sociedades española y peruana han tenido lugar transformaciones notables: muchas personas no profesan hoy de forma consciente el Evangelio de Cristo; crece la distancia entre ricos y pobres, y proliferan los grupos excluidos; las estructuras de vida social y familiar están cambiando. A su vez, nuestra Provincia, y la Congregación en Europa, sufren un duro ’invierno vocacional’, nuestra media de edad aumenta y la necesidad de evangelización no disminuye. Simultáneamente, gracias a Dios, la familia claretiana crece en otras partes del mundo y nuevos campos de anuncio de la Palabra demandan más y mejor preparados misioneros, en la Iglesia de este cambio de siglo se percibe con renovada fuerza la llamada a la evangelización, los seglares son valorados en su dignidad humana y cristiana, y van teniendo acceso a responsabilidades eclesiales y se extiende, cada vez más, la idea de que la misión es algo compartido por todos. Estos elementos confluyen, convirtiéndose en una seria invitación a que repensemos nuestro estilo de vida y nuestras opciones apostólicas. En respuesta a ella las comunidades de la Provincia han señalado los siete asuntos fundamentales en los que este Capítulo se ha centrado.
  • 4. Gozosamente, queremos hacer nuestro el ‘programa profético de Jesús’ (Lc 4, 14-30) en el que el Padre Claret encontró inspiración para su misión profética y la de ‘sus misioneros’ (EMP 3). Como el resto de los religiosos, hemos recibido la llamada que Juan Pablo II nos ha hecho a profundizar en la dimensión profética de nuestra vida consagrada (VC 84-95). Esa dimensión de nuestra vida misionera, leída desde las urgencias de este cambio de siglo, nos invita a recordar qué es ser profeta: una persona seducida por Dios, apasionada por Él y por su Alianza, partícipe de su compasión por los pobres y por el pueblo, que ve la realidad con los ojos de Dios, siente con su corazón y proclama un mensaje de renovación con la autoridad de su Palabra (cf EMP 2). Las circunstancias concretas del mundo que nos rodea nos urgen a revivir hoy esa profecía, tan dignamente vivida en la historia de la Iglesia. Sabemos que en Jesucristo radica la referencia fundamental de nuestra vida y de su dimensión profética. Somos conscientes de que sólo arraigados en Él viviremos con coherencia nuestra vocación (EMP 65). Sabemos que nuestra vida comunitaria es el primer hecho de misión (EMP 28) y que únicamente cuando hay coherencia entre el anuncio y la vida la profecía se hace convincente (VC 85, EMP 19). Como miembros de la Iglesia, queremos recorrer el itinerario de fe y renovación al que se nos ha convocado como preparación para el Tercer Milenio. En comunión con los demás claretianos, nos proponemos continuar creativamente la historia escrita, en estos ciento cincuenta años, por quienes nos han precedido.
  • 5. Los Claretianos de León hacemos nuestros los compromisos que el XXII Capítulo General ha asumido para el próximo sexenio, contextualizándolos en las situaciones de Perú y España (EMP 57) y deseamos repensar nuestra relación con los demás organismos de la Congregación, reafirmando nuestra colaboración con ellos y con las obras de carácter generalicio.
  • 6. Somos conscientes de nuestras dificultades y limitaciones, pero sobre ellas vemos resplandecer el Espíritu de Aquel que prometió estar con nosotros hasta el fin de los tiempos, y contamos con la presencia y acción maternal de María. Por ello, sin negar las dificultades, creemos -de nuevo con los demás claretianos- que ‘el futuro puede ser más grande que el pasado’ (EMP 66). Con esta actitud, y teniendo en cuenta la descripción que la Provincia ha hecho de su propia realidad, nos exhortamos mutuamente a comenzar con esperanza y alegría este nuevo sexenio de gracia.

II. RESOLUCIONES CAPITULARES

2.1. Revisión de Posiciones

"Este Proyecto (de Revisión de Posiciones) ha de estar abierto a las necesidades eclesiales y congregacionales, a la colaboración de los seglares y a la situación real del propio Organismo" (EMP 52.3).

  • 7. La Provincia ha manifestado su intención general de mantener la mayoría de sus actuales posiciones apostólicas, aunque revisando su estilo y la forma de presencia de los claretianos en ellas. Por su parte, el Capítulo pide que se inicie un proceso para cerrar o transferir, si el Gobierno Provincial lo cree necesario, alguna de las posiciones menos apoyadas por la Provincia.
  • 8. Los Colegios de Zamora y de Gijón, así como el Colegio Mayor Alcalá, presentarán al Gobierno Provincial un plan de incorporación progresiva de seglares a algunas áreas de acción pastoral y de gestión en el desarrollo del Proyecto propio de cada Centro.
  • 9. El Gobierno Provincial, oída la Junta Permanente, elaborará un proyecto de reducción de destinos a algunas parroquias. Éstas presentarán, en un plazo no superior a dos años, un plan para la incorporación de seglares a tareas de responsabilidad. Este plan se someterá a la aprobación del Gobierno Provincial y de la Junta Permanente.
  • 10. La Comunidad Claretiana de la Parroquia de Gijón estudiará, contando con los seglares de la misma, la revisión de su estilo misionero y la intensificación de su actividad con los pobres y alejados. Este estudio habrá de ser presentado al Gobierno Provincial y a la Junta Permanente, dentro del primer trienio.El Capítulo anima a las demás parroquias de la Provincia a caminar en esta misma línea.
  • 11. La Provincia mantendrá el equipo claretiano de Belmonte de Miranda como unidad pastoral en sintonía con las orientaciones de la Archidiócesis de Oviedo, de modo que nuestra acción apostólica pueda ser profética en la zona.
  • 12. Cuando el Gobierno Provincial realice los destinos, procurará que el trato que reciban las casas del Perú sea lo más semejante posible al de las otras casas de la Provincia.
  • 13. El Capítulo Provincial cree necesario que en un breve plazo de tiempo nuestra Provincia haga viable en España, en el lugar más oportuno, una comunidad que comparta estrechamente la vida y condición de los más necesitados. Ello no supondría necesariamente la fundación de una nueva casa.
  • 14. La Provincia de León cree conveniente la reestructuración de los centros formativos de Iberia. Está dispuesta a mantener su colaboración interprovincial, e incluso a extenderla a todos los niveles de la formación, procurando que, en dicha reestructuración, alguno de esos niveles quede en el territorio de la Provincia. Considera que la ciudad de Salamanca reúne unas condiciones singulares y muy ricas para albergar alguna etapa formativa de Iberia.
  • 15. El Gobierno Provincial de León apoyará y animará la creación de un equipo interprovincial de Evangelización Popular, al que destinará a algún miembro de la Provincia.

2.2. Situación Vocacional

"La Pastoral Vocacional sea prioritaria en cada provincia y comunidad, y para cada claretiano" (EMP 37.1).

  • 16. El Gobierno Provincial urgirá a cada comunidad la revisión práctica de su estilo de vida -ofreciendo previamente criterios para ello-, lo cual puede favorecer el fomento, la presencia y la acogida de posibles vocaciones. Esto deberá quedar reflejado en el proyecto comunitario.
  • 17. El Gobierno Provincial destinará a algún claretiano para que se dedique prioritariamente a animar y coordinar la Pastoral Juvenil Vocacional.

2.3. Votos, Oración y Vida Comunitaria

"Nuestra vida personal y comunitaria es nuestro primer acto profético. Sólo vivimos auténticamente cuando vivimos ‘en Cristo Jesús" ( EMP 19).

  • 18. El Gobierno Provincial promoverá, mediante un programa concreto, los dinamismos que más favorezcan el discernimiento y el diálogo comunitario. Para mantener la vida de comunión el Capítulo reafirma la validez de los siguientes medios: proyecto comunitario, ritmo de oración, retiro, asamblea mensual, proyecto ‘Palabra-Misión’, ejercicios espirituales (EMP 28.1).
  • 19. El Capítulo urge que los proyectos comunitarios favorezcan, por encima de cualquier actividad, que los claretianos tengan una sólida vida de oración.
  • 20. Cada comunidad, en la elaboración y revisión de sus presupuestos, procurará ir creando un espíritu de solidaridad de acuerdo con EMP 25.3.
  • 21. Se urgirá el cumplimiento de lo ya dispuesto en el Plan Provincial de Formación (PPF) sobre el Quinquenio (PPF 87-92) y otros momentos especiales de la vida (PPF 93-101).

2.4. Formación Continua

"Inculcaremos a los Misioneros, ya desde la formación inicial, el convencimiento de la necesidad de vivir la formación continua" (EMP 34.3).

  • 22. El Gobierno Provincial elaborará un Proyecto de Formación Continua en la participen todos los miembros de la Provincia, se atienda de forma especial a la dimensión de la vida en el Espíritu y de nuestra filiación cordimariana, y a la dimensión humana y fraterna, y se ofrezca una teología renovada de la vida religiosa. En ese Proyecto se incluirán cauces concretos para esta formación, tanto en el ámbito personal como en el comunitario (EMP 34.1; PPF 82).
  • 23. Cada comunidad ha de considerar la programación, realización y evaluación de los proyectos pastorales como "lugar privilegiado de la formación continua" (EMP 34.6; cf VC 67).

2.5. En Misión Compartida

"Buscaremos formas nuevas de compartir nuestra vida y compromiso misionero con los laicos" (EMP 33.2).

  • 24. En cada comunidad habrá una persona encargada de coordinar la formación de seglares y su incorporación a tareas de responsabilidad , en colaboración con el Prefecto Provincial de Apostolado.
  • 25. El Consejo Pastoral de la Provincia presentará al Gobierno Provincial, en 1999, un Plan de Formación de Seglares y de Claretianos, en el que se señalen procesos e instrumentos concretos para realizar en corresponsabilidad la misión compartida. El Prefecto Provincial de Apostolado asumirá, entre sus responsabilidades, la coordinación de este Plan.
  • 26.La Provincia colaborará, con empeño especial, en la difusión y fortalecimiento del Movimiento de Seglares Claretianos

2.6. Misión de la Provincia en Perú

"Continuaremos potenciando el desplazamiento de nuestros ministerios hacia los más pobres y necesitados" (EMP 48.2).

  • 27. La Provincia de León mantiene su disponibilidad para la misión universal de la Congregación, especialmente con las actuales posiciones en Perú. Con respecto al futuro, en orden a la mejor presencia de los claretianos en aquella zona, ha de iniciarse un diálogo con la Delegación peruana.
  • 28. El Gobierno Provincial impulsará, en diálogo con las comunidades implicadas, el voluntariado seglar para nuestra Misión en la Selva, estudiando con los interesados las condiciones de su colaboración y dando prioridad a la formación e incorporación de seglares de la zona.
  • 29. La Procura Provincial intensificará su labor de sensibilización misionera, difundirá el conocimiento de la Misión en todas las casas de la Provincia y coordinará los recursos económicos destinados a incrementar el trabajo social y misionero.

2.7. Misión de la Congregación en España: criterios

"Es necesario mejorar la vitalidad misionera de nuestros Organismos y de la Congregación entera" (EMP 55).

  • 30. Nuestra Provincia cree necesaria una reflexión seria y profunda sobre la presencia y misión de los claretianos en España y estaría dispuesta a participar en un proceso de reestructuración de organismos que se derivara de dicha reflexión.
  • 31. Para este proceso debería seguirse "una pedagogía cuidadosa, que respete la sensibilidad de las personas, y facilite la participación y corresponsabilidad de todos los miembros de la Provincia a través de consultas, reuniones, asambleas y toma de decisiones" (cf EMP 55.2).
  • 32. La Provincia de León cree que esa reestructuración debería incluir a todas las Provincias Claretianas de España. Si la reestructuración global no fuera viable, la Provincia está dispuesta a entrar en un proyecto parcial, siempre y cuando la participación en el mismo no suponga una previa renuncia a nuestra identidad provincial, y todos partamos, en este proceso conjunto, en condiciones de igualdad.
  • 33. En todo caso, la Provincia fomentará la colaboración interprovincial en todos los ámbitos posibles.

León, 25 de febrero de 1998
Miércoles de Ceniza


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 799707

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2d + ALTERNATIVES

     RSS es RSSCongregación RSSDocumentos   ?

Creative Commons License